¿Cómo fue el debate sobre la legalización de las drogas?

 

Cumbre de las Américas

A pesar de que en la VI versión de la Cumbre de las Américas se habló sobre la legalización de drogas en el continente, no hubo un consenso final. La discusión continúa.

 

La discusión sobre la legalización de la droga y la lucha contra el narcotráfico en los países del Continente Americano, fue uno de los temas que se tocaron en la VI Cumbre de las Américas, en donde los presidentes de cada país, tuvieron la posibilidad de expresar su opinión de cómo combatir y contrarrestar los efectos de este problema.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, reconoció la posición de Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, al aceptar el dialogo, a pesar de estar en contra de la legalización: "la administración de Obama se ha caracterizado por ser gente de diálogo, capaces de platicar, de abordar las conversaciones, yo creo que hemos empezado a recibir señales en ese sentido positivas". Sin embargo, el primer mandatario estadounidense ratificó su decisión al decir: "la legalización no es la respuesta. La capacidad de una gran red de narcotráfico de dominar algunos países si se les permite operar legalmente, sería tan corruptor o más que el statu quo". Obama explicó que se debe trabajar de manera conjunta para atacar la oferta que hacen los narcotraficantes en los países de América Latina, como el problema de consumo que existe en los Estados Unidos.

 

A esta posición se sumó el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien dijo al presidente Santos: "por más que su país Colombia y Perú, compartan la problemática de tener cultivos de coca y de producirla, no estoy de acuerdo con el tema de legalizar la droga en Latinoamérica, ya que habría un conflicto de poder entre los narcotraficantes y el gobierno".

Pero al mismo tiempo argumenta que:” No hay ningún dato en el mundo que diga que esta hoja de coca haga daño a la salud del ser humano". También defiende la idea en que los productores de la hoja de coca no somos narcotraficante, los consumidores no son narcodependientes, el mandatario boliviano también destaca que los avances hechos en su mandato en la lucha contra el narcotráfico y el propio compromiso de los cultivadores de hoja de coca de racionalizar sus cosechas.

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, se mantiene en una posición contraria a la despenalización de las drogas, ya que considera que si las drogas no salen por su país, van a salir por otro que se encuentre en Centroamérica. Y sostuvo que mantiene una estrecha relación con Colombia en sus fronteras para la captura de narcotraficantes.

Sin embargo, en oposición con los presidentes de Estados Unidos, Bolivia y Panamá, la presidente de Costa Rica, Laura Chinchilla, puso a su país como ejemplo, donde la legalización de las drogas hace presencia, pues fracasó en su intento por exterminar este delito. "Hay que combatir la droga con inteligencia y no con la fuerza", dijo.

Felipe Calderón. Presidente de México, sostuvo que su país es un intermediario: "Mucha de la droga que va a Estados Unidos pasa por mi país, en donde es evidente que las medidas de seguridad no son la más eficientes. No tienen un control de revisión en las fronteras del vecino país".

La experiencia que tiene Colombia en producción de drogas es un indicador importante dentro de este negocio, una posible legalización sería un punto a favor en la agricultura. Pero se debe tener en cuenta que la droga ha desencadenado en otras actividades delictivas que afectan a la humanidad como la extorsión. Por esta razón, debe ser atacado de acuerdo a las necesidades de cada país.

El primer mandatario Colombiano, Juan Manuel Santos, en su discurso de inauguración afirmó: "a pesar de todos los esfuerzos –tenemos que reconocerlo–, el negocio de las drogas ilícitas sigue pujante, la drogadicción en la mayoría de países es un problema de salud pública-“…y continuó”- Creemos que es necesario iniciar una discusión, un análisis que sin prejuicios y sin dogmas, contemple los diferentes escenarios y las posibles alternativas para enfrentar este desafío con mayor efectividad".

Finalmente concluyó su discurso invitando a realizar "una discusión que fuera rigurosa, basada en la evidencia en los hechos, sobre los costos y los beneficios de cualquiera de las alternativas". Pero ratificó que esta discusión: "No puede servir de excusa para dejar de combatir el crimen organizado. Debe pensarse en las víctimas, los consumidores, los que sufren la violencia que el narcotráfico estimula. Los millones de presos en las cárceles del mundo, los que sufren la corrupción y sobre todos los muertos caídos por causa de este negocio y su combate".

 "Colombia no está preparada para una legalización de drogas. El impacto socio-cultural seria fuerte, en la medida de la línea conservadora que tiene el país. Sin embargo, el hecho de que el presidente hable sobre el tema es un primer paso, para que en el futuro, este tema no cause euforia y sea aceptado, como ha pasado, con temas que generan escándalo como el aborto". Juan Pablo Mafla Montenegro, ex contratista de La Dirección Nacional de Estupefacientes.

Estas son algunas de las tablas que representan la problemática de los cultivos ilícitos en Latinoamérica.

Tomado de: http://odc.dne.gov.co/docs/publicaciones_nacionales/Censo_coca_colombia_2010.pdf
Tomado de: http://odc.dne.gov.co/docs/publicaciones_nacionales/Censo_coca_colombia_2010.pdf
Tomado de: http://odc.dne.gov.co/docs/publicaciones_nacionales/Censo_coca_colombia_2010.pdf
Tomado de: http://odc.dne.gov.co/docs/publicaciones_nacionales/Censo_coca_colombia_2010.pdf

A consulta popular van los anti-taurinos

 

Aproximadamente 100 activistas dijeron no a las corridas de toros en la Plaza de Bolívar de Bogotá, mientras los asistentes a la “fiesta brava” esperan los resultados que arrojará la consulta popular

“A consultar popular nos vamos” palabras fuertes de Ana Milena Cuitaba, coordinadora de Anima Naturalis en Bogotá, quien desde hace dos años trabaja por la abolición de las corridas de toros; argumento que mediante una consulta popular y un análisis detallado del Consejo de Bogotá en conjunto con el tribunal superior administrativo, se llegará a un acuerdo que detenga las corridas de toros y sensibilice a los colombianos frente a estos actos.

El pasado nueve de febrero de 2012, la Plaza de Bolívar se vistió de un centenar de jóvenes y algunos adultos semi-desnudos, pintados de los colores rojo y negro que juntos formaron la estructura de un toro, simbolizando y protestando por la abolición de las corridas de toros y las novilladas en el país. Fue tanto el fulgor y la nostalgia que generaron estos jóvenes colombianos, que un gran número de ciudadanos se acercaron a observar la campaña.

Aun así, la sugestiva atracción de las muchedumbres colombianas por las corridas de toros, prevalece y respira al ser un evento del folclor y la cultura del país, ahí es donde yace el debate entre aquellos que apoyan y los que no a las corridas. Beatriz Elena Alfaro, Odontóloga forense y participe de las corridas, expone las cualidades del porqué de este evento, y que lo hace tan atractivo para muchos: ”El acto de lidiar con una bestia de 600 kilos a base de un simple palo afilado es lo genera tal atracción, personalmente no me gusta ver al animal agonizando ni mucho menos muerto, pero no solo se trata de fijarse en el maltrato infligido al animal, es fijarse en lo puro y bello del torero ondeando la capa roja, enfrentándose a tan sumo oponente”

Como Beatriz, hay muchos que conllevan con naturalidad y llaneza el gusto por el tema en cuestión, incluso personas de alta índole como políticos senadores y demás, apoyan las corridas y propinan una fuerte crítica a los proyectos de ley anti –taurinos que merodean en el consejo,

Crítica que se asemeja a las publicadas y ejecutadas en otros países. Tal como Portugal donde las corridas de toros se dejaron de festejar por causas semejantes a las planteadas por los que están en contra, pero en este país europeo, aun se festeja las Novilladas y los toros ya no son ejecutados frente al público, entre 6 toreros enredan a la bestia a punta de cuerdas y lazos.

Depende de la consulta popular que se haga y de la decisión del pueblo colombiano el destino de las corridas, aceptando la posibilidad de que se apliquen ajustes a como lo hicieron en Portugal.

Ahora no solo vemos carteles invitando a la gente a las corridas de toros, sino que también este tipo de invitaciones han llegado hasta la red, como es el caso de artetoro.com, página dedicada hablar de corridas taurinas.

Milena Cuitaba, expuso claramente que el alcalde mayor de Bogotá Gustavo Petro, quien expuso los dos proyectos de ley presentes en el consejo, no será quien legisle y ejecute el proceso, si no que dependiendo de los resultados de la consulta popular que se piensa realizar, se decidirá el futuro de los planteamientos expuestos ante el consejo y a los ojos de los colombianos.

Por el momento, los dos bandos esperan los resultados que pueda arrojar la consulta popular. Tanto los que asisten a las corridas y los que están en contra, tienen formas validas de expresar sus pensamientos sobre este tipo de eventos.

 

 

Armonía entre administración y concejo, clave para el futuro de la ciudad

 

“Solo hasta que avance febrero y marzo, se podrá saber cuál va a ser la realidad”, Miguel Cortés Garavito, director de seguimiento y análisis estratégico de la Secretaría de Gobierno.

“Cordialmente frías y por supuesto inconvenientemente distantes”, estas fueron las palabras de Marco Fidel Ramírez, concejal del Partido de Integración Nacional (PIN), al referirse a las relaciones entre el concejo de Bogotá y el Alcalde Mayor, Gustavo Petro.

Son evidentes las diferencias que por estos días envuelven a la Alcaldía Mayor y al concejo de Bogotá, lo cual no ha favorecido la armonía de los planes para el desarrollo de la ciudad. Aunque algunos concejales manifiestan que para tener una excelente gobernabilidad, Gustavo Petro debe contemplar el control político del concejo de Bogotá, otros como el concejal Orlando Santisteban, del Polo Democrático, se muestran de acuerdo con su plan de gobierno, diciendo que “los ciudadanos van a tener un excelente alcalde los próximos cuatro años”, ya que tan sólo en sus primeros 50 días de gobierno, el alcalde Petro ha tomado decisiones importantes entorno a temas como la seguridad ciudadana, el desarme, la reglamentación de las armas blancas, proteger los humedales de la ciudad y la protección animal.

En contraste, el concejal Ramírez, dijo estar a la perspectiva de que el gobierno de Petro trascienda a propuestas serias y específicas, pues asegura que durante mes y medio que lleva su gobierno, sólo se han venido dando “Tumbos” y gobernando por Twitter, lo cual ha provocado impactos de opinión pública, que no generan ningún plan de gobierno serio. Además, afirmó que el Concejo de Bogotá tiene una bancada de Progresistas que apoya al alcalde; así mismo tiene una bancada del Polo que aparentemente también lo respaldan y hay una coalición mayoritaria de 30 concejales que están a la idea de que tienen que respetarse mutuamente, para así “hacer las tareas de la mejor manera posible”.

El especialista en política William Ospina y profesor de la Pontificia universidad Javeriana, opinó que las gestiones por las que ahora critican al alcalde Petro, son las mismas propuestas por las que democráticamente fue elegido. Además agregó, “van a haber problemas de gobernabilidad, críticas y oposición, ya que en eso consiste el juego de la democracia”.

Por otra parte, Miguel Cortés Garavito, director de seguimiento y análisis estratégico de la Secretaría de Gobierno cree que es muy temprano para tomar partido con respecto a lo que está sucediendo; manifiesta que “sólo hasta el transcurrir de los primeros debates, al transcurrir de los primeros proyectos de acuerdos, se va a saber si realmente esa coalición va a ser en función de la ciudad o de la oposición radical. Solo hasta que avance febrero y marzo, se podrá saber cuál va a ser la realidad”.

Sin embargo, afirma que lo que sí está claro, es que “si hay un buen elemento de equilibrio entre administración y concejo, la ganadora sería la ciudad”; en caso contrario, si estas dos partes no están en armonía, los que pierden son los ciudadanos, debido a que muchos proyectos de interés pueden caerse por argumentos políticos y podría pasar mucho tiempo antes de resolverse temas de atención inmediata: podrían, incluso, llegar a administraciones futuras.

Durante las elecciones por parte del concejo, tanto de contralor como de personero, el movimiento ciudadano Progresistas fue parte activa de los comicios: durante la elección de Diego Ardila para contralor, la bancada Progresista renunció a sus honorarios y se ausentaron de la votación; además, en la elección de Personero y en la que terminó electo Ricardo María Cañón Prieto, la bancada, a pesar de declararse “satisfecha”, se limitó a votar en blanco. Esto responde a la petición de Petro, según Cortés, de que su partido y la administración no intervinieran en ninguna de estas dos elecciones.

 

Por: Gabriel Prieto.

       Nicolás Espinosa.

       Laura Orjuela.

       Luisa Murcia.